31.1.13

Wounded


Rompía los candados con la misma facilidad con la que partía corazones.
Sus pupilas felinas desgarran las entrañas de cualquier ser sintiente. Dejándolo magullado de por vida, abandonándolo como un objeto sin valor. Y su tripa vacía y redonda le hacia los ecos de cada uno de sus latidos.
Revolviendo sueños, digestiones, suspiros y mil palabras convirtiéndolos en cordones y nudos. Mezclando vómitos con saliva. Fluidos con sudores.
Acabando maltrecha en un pequeño rincón. Olvidando su existencia.

1 comentario:

  1. Ya, últimamente no se porque razón, pero estoy un poco fuera de lo que suelo escribir y hacer normalmente (ando un tanto "extraña"). Aunque bueno, ya ves, que esto es un claro ejemplo.
    Siento que te haya hecho daño, no me gusta eso la verdad. Te doy las gracias por decírmelo, así que voy a intentar que mis textos no sean tan duros. Es algo que tengo que seguir trabajando :)
    Un beso y un abrazo, nena

    ResponderEliminar